Correlación entre cambios geoquímicos y deformación en el volcán Copahue (Argentina) durante el ciclo eruptivo 2012-2017

Autores: 
Mariano Agusto, María Laura Velez, Pablo Euillades, Franco Tassi, Alberto Caselli, María Clara Lamberti, Juliana Szentiványi, Joaquín Llano, Victoria Nogués, Alcira Trinelli
Año de la publicación: 
2 018
Revista: 
Foro Internacional: Los volcanes y su impacto, Arequipa, Perú, 2018
Resumen: 
El estudio y monitoreo de volcanes activos ha presentado grandes avances en las últimas décadas, tanto por la aplicación conjunta de múltiples disciplinas (geofísicas y geoquímicas) como por la incorporación de sistemas de adquisición de datos remotos y/o automatizados. En relación con esto, los avances tecnológicos han permitido aumentar las capacidades de procesamiento, reducir los tiempos de análisis y obtener resultados con mayor precisión. Entre las disciplinas más utilizadas en la actualidad en el seguimiento de volcanes activos se encuentran el estudio de la geoquímica de fluidos volcánicos (gases y aguas termales) y de la deformación cortical. Ambas metodologías registran datos de superficie que son utilizados para inferir los procesos que actúan en el sistema profundo, siendo este uno de los desafíos más complejos. Por esta razón, el análisis integral de señales registradas a través de diferentes técnicas es fundamental para interpretar los procesos actuantes y el estado general del sistema volcánico.
Imagen: