Morfodinámica de las dunas costeras del Cabo San Antonio, Provincia de Buenos Aires, Argentina

Autores: 
Rubén A. López, Silvia C. Marcomini, María P. Bunicontro
Año de la publicación: 
2 016
Revista: 
Latin American Journal of Sedimentology and basin analysis - VOLUME 23 (2) 2016, 111-125
Resumen: 
Las dunas costeras son reconocidas en la mayoría de las costas del mundo, pero son más comunes en las costas disipativas, como las del Cabo San Antonio, provincia de Buenos Aires (Argentina), donde la baja pendiente de las playas permite el desarrollo de áreas de generación extensas que proveen condiciones óptimas para su formación. Las dunas costeras del Cabo San Antonio se desarrollan en una faja paralela a la costa, con un ancho que varía entre 20 y 70 m. Las alturas oscilan entre escasos metros a 10 m. Las pendientes de las mismas en el sector costero varían entre 3 y 7º y del sector continental de 7 a 18º. En el presente trabajo se ha caracterizado la sedimentología y geomorfología de las dunas costeras del Cabo San Antonio, evaluando los cambios temporales entre los años 1935 y 2000, y se analizaron las causas y consecuencias de la degradación provocada por las actividades antrópicas. Los análisis sedimentológicos realizados en los 7 sitios de muestreo de las dunas costeras presentaron distribuciones unimodales, con valores de asimetría casi simétricos o levemente negativos y selección entre buena y muy buena de los sedimentos. Los valores de media comprenden un rango entre 2 y 2,72 Ø, las distribuciones acumulativas no presentan truncamientos internos y más del 80% de las partículas son transportadas por saltación. Las muestras entre Mar de Ajó y San Clemente no presentan una variación significativa en sus características texturales, sin embargo las dunas costeras de Punta Médanos presentan mayor tamaño de grano y menor selección debido a la presencia de playas intermedias a disipativas y mayor energía de oleaje. Se diferenciaron dos categorías de dunas costeras, las naturales y las degradadas. Dentro del primer grupo se reconocen dunas incipientes, formadas a partir del establecimiento de las primeras plantas vasculares (Sporobolus coarctata y Panicum racemosum) y las dunas costeras propiamente dichas, en las cuales los factores físicos como el viento, la humedad y la disponibilidad de sedimentos tienen mayor incidencia en la dinámica de su desarrollo. La acción de fijación de la duna costera con especies alóctonas, así también como el arrasamiento total o parcial para el trazado de avenidas costaneras o construcción de edificios, casas o balnearios, provoca alteraciones y tiene una relación directa con el aumento de la vulnerabilidad a la erosión marina del sector costero. La urbanización a la que se sometió el litoral del Cabo San Antonio desde 1935 generó una rápida degradación, que para 1984 ya modificaba sustancialmente el 50% del cordón de dunas costeras. Se determinó la tendencia de la velocidad de degradación del cordón costero, de aproximadamente 650 m.a-1. De mantenerse esta tendencia para mediados de la década del 2030, no existirán áreas relativamente importantes del cordón costero natural.
Imagen: